El verdadero oficio del Periodismo

Regina Pérez

Regina Pérez

Estoy en segundo año de Comunicación Social, empecé esta carrera pensando que todo sería diversión, amigos, literatura y muy poco esfuerzo, comencé pensando que todo era bonito a como se ve en los medios de comunicación actual, los cuales son presentados en su mayoría por misses, modelos, o cualquier otra persona que no tenga ni un solo conocimiento sobre Periodismo o Comunicación.

Este concepto erróneo cambió para mí en el último cuatrimestre de este año universitario. En la clase de Ciberperiodismo III se nos asignó la creación de un reportaje, mi equipo de trabajo y yo nos aventuramos al mercado Mayoreo, esa mañana me di cuenta que implica realmente este oficio.

Aunque no era mi cargo, tuve que tomar fotografías, y hasta ayudar a cargar los pesados sacos con los vegetales bajo el incesante sol típico de la capital, sin mencionar que luego tocaba redactar todo lo visto y escuchado en ese lugar, corregir, editar. Me es inevitable no mencionar una frase de García Márquez que describe exactamente lo que estoy tratando de decir: “Aunque se sufre como un perro, no hay mejor oficio que el Periodismo”.

El Periodismo es apasionante. El Periodismo no son las incongruencias que se presentan en las noticieros, ni las caras bonitas que se ven en las revistas matutinas; el Periodismo son cuatro o cinco años en una facultad que imparta esta carrera, es reporteo incesante, desvelos, empatía, amor a la escritura, algunas veces representa humillaciones pero al final no hay mejor satisfacción que saber que estás haciendo lo que te gusta y que lo haces bien.