El sacerdote de los moluscos

Padre Adolfo López de la Fuente, sj

Fotografía de Pedro Martínez / UCA

 

padre de la fuente

 

“La Bilogía es una obra de Dios”

Adolfo López de la Fuente es el nombre del sacerdote jesuita que vino hace 35 años a Nicaragua para impartir clases en la UCA y servir a Dios. Asegura que a sus 91 años aún tiene entusiasmo para realizar actividades que le gusta hacer, como ofrecer misas y estudiar moluscos

 

Luis Vindell (*)

 

En una discreta y silenciosa oficina ubicada en el Centro de Malacología de la UCA, se encuentra el padre Adolfo López de la Fuente, quien viste una guayabera celeste y fresca, ideal por el calor. Sus cabellos blancos, así como sus arrugas delatan su edad. En su cuello porta un mediano crucifijo.

Recuerda su infancia con una sonrisa impresionante, mira el reloj como si quisiera retroceder el tiempo para vivir aquellos momentos bellos en su natal Bilbao, ciudad de la comunidad autónoma vasca, lugar donde vivía con sus hermanos y sus padres quienes eran feligreses católicos y cree que desde ahí empieza su vocación por el sacerdocio.

“Algo que nunca se me olvidará, es que cuando di mi primera comunión, me reglaron un libro de viajes, especialmente de China, y siempre pensé que quería ir a China, efectivamente fui”

Además de querer ser sacerdote siempre quiso ser ingeniero, es por eso que en su adolescencia, su padre lo envió a Bélgica a estudiar ingeniería en un instituto de los jesuitas, fue allí donde además de ingeniería, recibió estudios clásicos de los jesuitas, Filosofía y Teología.

 

La guerra

“Creí que mis sueños se frustrarían, cuando estaba en Bélgica, porque en el año 1939 estalló la guerra en ese país, recuerdo que mi padre dijo que regresara a España porque lo alemanes podían invadir como siempre lo han hecho”

Ya son muchos años sirviendo a Dios; luego de sus estudios teológicos con los jesuitas fue a la misión de China y fue en ese país, al que tanto anhelaba ir, donde se ordenó como sacerdote en el año 1954. Cree que su padre un gran católico que falleció escuchando la misa de Cristo Rey, está orgullosos de él por lo que hasta ahora realiza.

 

Su hermano Julio

 

“En mi familia no soy el único religioso, mi hermano julio que ya murió, era también sacerdote y fue él quien me pidió para venir desde China y ayudar con la ingeniería en la UCA”

En 1979 viene a Nicaragua para impartir clases de Ingeniería electromecánica, y Biología que es a lo que se dedica actualmente y asegura que es su gran pasión.

Confiesa que su amor por la Biología, especialmente el estudio de moluscos empieza cuando estuvo en Asia, porque visitaba Filipinas y dice que los mares de ese país son muy ricos en moluscos y desde entonces los examina y guarda registros de ellos.

“Estudiando Teología, los días de asueto iba a bucear, recolectaba conchas y otras especies marinas, desde entonces empecé a dedicarme al estudio de moluscos”

A sus 91 años piensa seguir con una vida sacerdotal y como biólogo, porque la Biología es obra de Dios y asegura sentirse muy satisfecho haciendo ambas cosas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

2 Comments on "El sacerdote de los moluscos"

  1. Un saludo desde España. Nos gustaría saber dónde nació el padre Adolfo: ¿Madrid, Barcelona…?

  2. Que increíble la historia de él, es asombroso como un hombre de Dios no deja de lado a la ciencia…!

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*