Rector UCA: “Urge ampliar el debate migratorio”

 

UCA de Nicaragua, capital del debate migratorio

(Tomado de Relaciones Públicas de la UCA) 

 

Por el corredor que cruza desde México hacia Estados Unidos transitan cada año aproximadamente 12.2 millones de migrantes, de acuerdo con datos de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM). De estos, al menos 150 mil provienen de países centroamericanos. Algunos logran llegar, pero otros se van quedando en el camino, siendo víctimas de secuestro, explotación u otros tipos de violencia.

 

Para la Universidad Centroamericana (UCA), las situaciones de atropello a los derechos humanos que se viven alrededor de los procesos migratorios constituyen un serio problema que no solo afecta a la región, sino al mundo entero. Es por ello que esta Universidad promueve el II Seminario Internacional sobre Migraciones (29 y 30 de septiembre) como una de las formas para visibilizar esta realidad transversal que toca todos los contextos y todos los sistemas.

 

Titulado “Por una cultura de hospitalidad en un mundo más justo”, este Seminario es parte del trabajo que realizan en conjunto las tres universidades jesuitas de Centroamérica: UCA (Nicaragua), la Universidad Centroamericana “José Simeón Cañas” (El Salvador) y Universidad Rafael Landívar (Guatemala).

 

Responde también al interés de la Conferencia de Provinciales de la Compañía de Jesús en América Latina, que decidió apoyar la campaña internacional para promover una cultura de la hospitalidad en nuestro continente. Dicha campaña es promovida por la Red Jesuita con Migrantes de América Latina y el Caribe, la Federación Internacional de Fe y Alegría, la Comunidad de Vida Cristiana y la Federación Latinoamericana y del Caribe de Colegios Jesuitas e Ignacianos, desde enero de 2014.

 

Con esta campaña, las redes mencionadas pretenden fomentar la experiencia de la hospitalidad como una actitud y práctica fundamental en las sociedades contemporáneas. Desean motivar a todas las personas e instituciones de buena voluntad a acoger humana y fraternalmente no sólo al vecino, al amigo, al pariente, sino también al extraño, al lejano, al transmigrante, al inmigrante, al deportado, al desplazado interno, al refugiado, ya sean hombres o mujeres. Hacen un llamado a fortalecer y desarrollar lo mejor de las tradiciones y expresiones culturales de nuestros pueblos, la dimensión de la vida y la religiosidad de todo ser humano que nos mueven a la acogida de otras personas y a su integración en la sociedad en condiciones de justicia y equidad. Nos invitan a recuperar estas actitudes básicas donde hayan sido sustituidas por el miedo, la desconfianza o el interés exclusivo de la seguridad propia.

 

“Pero también responde al trabajo del resto de universidades jesuitas de América Latina sobre el tema de migración, juventud y pobreza; y al mandato mundial del Papa Francisco que ha pedido a las parroquias y monasterios en Italia que acojan a dos o tres familias migrantes provenientes de África, Siria, etc. Este Seminario tiene una dimensión ahora más grande porque cuenta con investigadores, organizaciones y personas que trabajan en estos temas, provenientes de varias países de Estados Unidos y América Latina”, destacó el P. José Alberto Idiáquez, S.J., Rector de la UCA.

 

Uno de los ejes estratégicos de la UCA es la investigación y, de acuerdo con el Padre Idiáquez, S.J., continuará siéndolo con mayor fuerza. “La UCA desarrolla una cultura investigativa como eje transversal y queremos potencializarlo a todos los niveles, con temas medioambientales, humanos, sociales, de género, entre otros. En todos estos temas está la migración”, dijo.

 

Ver el problema desde todas las perspectivas

 

Para el Padre Idiáquez, la migración no es un fenómeno solo de remesas, es una realidad que vive la gente en nuestros países de Centroamérica. Si bien las remesas sostienen las economías de nuestros países, la migración ahora trae fenómenos más delicados y que se expresan con distintos tipos de violencia como el crimen, la desaparición y la trata de personas. El Rector de la UCA concuerda con lo que ha expresado el Papa Francisco, quien refiere a la migración como el resultado de una globalización de la indiferencia. “Queremos incidir en nuestros países para que exista por parte de los gobiernos seriedad en el trato migratorio. (…) si bien los gobiernos están abordando el tema, no hay una protección real para los migrantes”, analiza el Padre Idiáquez.

 

El Santo Padre expresó en su mensaje durante la Cuaresma de este año, que el ser humano está siendo consumido por el egoísmo. El que a cada persona le interese solamente su propio estado de bienestar impide que desarrollemos el amor como el sentimiento que el Dios Padre tiene por la humanidad, su amor le impide ser indiferente a lo que nos sucede. “Pero ocurre que cuando estamos bien y nos sentimos a gusto, nos olvidamos de los demás (algo que Dios Padre no hace jamás), no nos interesan sus problemas, ni sus sufrimientos, ni las injusticias que padecen. Entonces nuestro corazón cae en la indiferencia: yo estoy relativamente bien y a gusto, y me olvido de quienes no están bien. Esta actitud egoísta, de indiferencia, ha alcanzado hoy una dimensión mundial, hasta tal punto que podemos hablar de una globalización de la indiferencia. Se trata de un malestar que tenemos que afrontar como cristianos”, dijo el Santo Padre en su mensaje.

 

De acuerdo con la máxima autoridad de la UCA, todos estamos en la obligación de abrir un debate más amplio, desde muchas perspectivas; de trabajar por los derechos humanos de las personas migrantes y mirar el problema migratorio vinculado con medioambiente, al narcotráfico, al problema de género, a la violencia intrafamiliar, a la niñez y adolescencia. “Como parte de esta provincia centroamericana vamos a unir esfuerzos en este tema de investigaciones interdisciplinarias”, afirma el Padre Idiáquez.

 

Este año también se cuenta con la participación de universidades jesuitas de Estados Unidos y otras universidades: Seattle University, Fairfield University, University of Notre Dame y Universidad Estatal de San Diego, todas de Estados Unidos. Además, la Universidad Antonio Ruiz de Montoya (Perú), Universidad Iberoamericana (México) y la Universidad Nacional Autónoma de México. Además de la participación de la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE), de la Organización Internacional para las Migraciones y la Coalición Mexicana para el Migrante.

 

El Seminario pretende formar una agenda en común de todos los actores que intervienen en este trabajo y que participan en este espacio. En este sentido, se está valorando con Seattle University la publicación de los dos seminarios realizados hasta ahora (la primera edición se hizo en septiembre del año pasado).

 

Para el Rector, en el Seminario se están abordando temas de los que se tiene la obligación de visibilizar, como el desplazamiento forzado en El Salvador, el problema del medioambiente y su impacto en la migración. La gente ha sido expulsada de sus tierras y son indígenas en su mayoría. “Todo esto está relacionado con la urgencia de la protección internacional. Lo que está pasando en Europa también nos afecta a nosotros, esa fotografía de un niño junto a las costas del mar en Europa es algo que da tristeza y creemos nosotros que tenemos que avanzar como universidad en un estudio que no solo se quede en tinta, sino que también nuestros estudiantes se sensibilicen en este tema tan delicado”, expresa el P. Idiáquez S.J.

 

Ante esta búsqueda de sensibilización con el temamigratorio, la UCA realizará una maestría internacional en migración. Este programa de formación contará con el apoyo de las universidades de Thomas Ruiz (Perú), la UCA de El Salvador; Universidad Rafael Landívar, la Iberoamericana del Distrito Federal y de Puebla (México), el Instituto del Golfo de México, Seattle University y Fairfield University. “Estamos trabajando en una maestría internacional que permita formar líderes para que aborden esta temática con seriedad, pero que también se unan a esas coaliciones de defensa de migrantes como el Servicio Jesuita de Migrantes de América Latina y el Caribe, el Servicio Jesuita de Migrantes y la Coalición Mexicana para el Migrantes, las cuales trabajan en Estados Unidos”, expresa.

 

Desde su perspectiva, es obligación de una universidad jesuita abrir este debate, de trabajar por los derechos humanos y mirar el problema migratorio vinculado a todos los temas que tocan la sociedad. “De hablar de las mujeres que tienen que migrar porque son golpeadas y abusadas por sus esposos o están siendo abusadas por sus padrastros o tíos, casos que no aparecen en los informes porque nadie quiere decirlo. Hablar de las muchachas que se quedan calladas y no dicen que se van porque están siendo violadas”. El Rector comentó que desde el Servicio Jesuita para Migrantes y el Servicio Jesuita para los Refugiados se informa que desde Panamá a El Salvador están llegando jóvenes a pedir ayuda porque están siendo abusadas o jóvenes que son abandonadas por sus padres y no tienen lugar donde ir. “En Guatemala encontramos y descubrimos un grupo de 35 jóvenes nicaragüenses y hondureñas que les habían dicho que se iban a trabajar en restaurantes como meseras y después fueron obligadas a la prostitución, les quitaron sus pasaportes”, explica el Rector.

 

Esta universidad, al igual que la UCA de El Salvador y la Universidad Rafael Landívar, como parte de esta provincia jesuita centroamericana unirán esfuerzos en el tema de migración y desarrollarán investigaciones interdisciplinarias. “Ya no puede ser visto como un tema más. Por ello el Seminario cuenta con expertos y expertas en derecho, antropólogos, sociólogos, educadores, medioambientalistas, gente que está metida en el mundo de la incidencia política, periodistas, porque es un problema multidisciplinario y no se puede abordar desde una sola perspectiva y, por otro lado, se necesita sensibilizar a la gente sobre este tema”, asevera la máxima autoridad de la UCA.

 

 

Be the first to comment on "Rector UCA: “Urge ampliar el debate migratorio”"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*