El arte como “fruta prohibida” para los jóvenes

Foto de Nereyda

 

Foto de Cristina Fernández- WordPress / Aitaenlared

“Las necesidades formativas del profesorado, los escasos recursos materiales en algunos de los centros y el estatus socioeconómico del alumnado… son indicadores de la precariedad de la educación artística”

 

Nereyda Barrios (*)

En un sondeo realizado a 100 jóvenes en edades entre los 18-25 años de edad en los municipios de Managua y Masaya, el 55% de ellos, quisieran dedicarse a las artes pero por falta de seguridad económica no lo hacen, “me gustaría dedicarme a ser músico pero eso no da riales” afirma José Armando López Calero de 23 años.

Los jóvenes consideran que estudiar arte es posible solo en países extranjeros, “creo que me gustaría estudiar fuera pero regresaría, no quedarme a vivir allá” expresa Carmen María Rivas Zeledón de 20 años que asegura querer aprender sobre fotografía.

La solución

La Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI) en España en 2008 impulsó una iniciativa llamada “2021 Metas Educativas”, donde se planteaba la necesidad que los colegios incorporaran la asignatura de arte dentro del currículo educativo.

“El desarrollo de la capacidad creadora, del pensamiento abstracto, de la autoestima, la disposición para aprender o la capacidad de trabajar en equipo, encuentran en la educación artística una estrategia potente” señala el documento oficial de esta iniciativa “La educación que queremos para la generación de los bicentenarios- 2021 Metas Educativas”.

También en este documento publicado en 2010 se afirma la importancia de esta iniciativa “De esta manera, será posible avanzar en la construcción de una comunidad iberoamericana de personas que valoren la diversidad cultural y se sientan ciudadanas en sociedades multiculturales”.

Expresión Cultural y Artística en Nicaragua

En 2009 se incorporó la asignatura de Expresión Cultural y Artística en Nicaragua respondiendo a la iniciativa “2021 Metas Educativas” impulsada por la OEI en 2008.

Sin embargo, según el escrito “La educación artística en Nicaragua” publicado en España en 2013 por José Cruz Arrillaga y Nahia Intxausti, profesores doctores de España, “se observa una escasa incidencia del currículo de Expresión Cultural y Artística en las escuelas… la dedicación y los contenidos de la misma no se corresponden con la pretensión del currículo oficial”.

Esta asignatura ha sido “vinculada al modelo de corte expresionista, a la producción de manualidades… En cuanto al área de música, plantean una concepción de la expresión musical ligada al baile y al folclore tradicional” por parte de los profesores.

Esto indica que el enfoque de esta asignatura que era “desarrollar habilidades de expresión en dibujo y pintura, y la producción vocal, musical e instrumental” no ha sido aplicado a las clases impartidas en los colegios nicaragüenses.

Intercambio estudiantil

Si un joven quiere estudiar cualquiera de las diversas expresiones del arte puede aplicar a un intercambio estudiantil.

“En Nicaragua existen varios programas de becas, algunas medias y otras completas, entre ellas: Eramus Mundus, Fundación Carolina y Embajada Americana” (El Nuevo Diario) donde los jóvenes pueden aplicar a estas becas.

También los jóvenes universitarios tienen la facilidad de aplicar a estas becas en sus centros de estudio como la UCA que cuenta con un convenio con 200 universidades en los 5 continentes y la UAM con 300 universidades en más de 41 países alrededor del mundo.

 

(*) Estudiante de II Año de Comunicación, UCA

 

 

 

Be the first to comment on "El arte como “fruta prohibida” para los jóvenes"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*