Una fotógrafa ciega en la UCA: Anieska Rodríguez

Sentir, un proyecto de fotografías tomadas por una estudiante ciega

 

Juan Ramón Huerta

 

Entre las 128 exposiciones fotográficas presentadas este miércoles por los estudiantes de segundo año de Comunicación de la Universidad Centroamericana, había una especial, la de Anieska Rodríguez, la primera estudiante ciega de la carrera, ahora en su misión fotográfica.

 

En medio del bullicio de quienes orgullosos mostraban sus fotografías, Rodríguez estaba asida a su bastón, lista a interpretar y percibir un mundo de voces, luces y colores muy distinto al de quienes tienen el privilegio de ver.

 

Como afirma Eduardo Berti al hablar del fotógrafo ciego más conocido en este siglo, Evgen Bavcar quien “no ve porque es ciego pero mira porque es fotógrafo” es probable que Anieska Rodríguez percibió a todos, escuchó las voces de sus docentes y fue hasta donde estaba su stand para hablar de su experiencia en la asignatura de Fotografía en su segundo año.

 

Mientras Evgen Bavcar, perdió su visión cuando tenía once años, la historia de Anieska Rodríguez no está muy lejos.

 

“Hice más de lo que imaginaba”, expresa Rodríguez al mostrar su exposición guiada por su profesor, el fotógrafo profesional Oscar Acuña. Cada fotografía tenía su nombre escrito en el lenguaje braille.

 

JR Huerta / Aita

Ante el asombro de los estudiantes de primer año, Anieska Rodríguez muestra su proyecto fotográfico, Sentir.

Sentir, para disparar su cámara

Semanas atrás, Rodríguez dijo que no tendría problemas para tomar fotografías porque ella ya había hecho algunas con su celular. “Yo me fui con su potencial perceptivo, por eso su proyecto se llama Sentir” explicó el profesor Acuña.

En la exposición de Rodríguez había fotografías de una llama de cocina, hecho a partir de su sensación cercana al fuego; de aire, en las aspas de un abanico; de agua, en una fuente; de un gato en su mano, por el ronroneo del felino, entre otras con características muy artísticas.

El eslovaco Evgen Bavcar sostiene que “su fotografía nace de la penumbra, que su hoja en blanco que en realidad es negra, como una cámara oscura”. Rodríguez dice que su instinto por los olores, colores y luces son su punto de concentración para disparar el obturador de su cámara.

 

JR Huerta / Aita

El profesor Oscar Acuña muestra el trabajo hecho por su estudiante Anieska Rodríguez

 

La fotografía se construye

 

Su profesor, Oscar Acuña, explica que “la visión es una construcción y la fotografía también lo es” para explicar que Anieska Rodríguez logró desarrollar sus órganos sensoriales al alcance de su lente, obviamente con objetos capturados en primer plano, no en lugares abiertos donde se pierde la agudeza de sus sentidos.

 

El neurólogo Shaun Gallagher argumenta que “nacemos con un sistema mínimamente organizado, que debe irse desarrollando y configurando a través de las experiencias; debemos aprender a ver. La visión efectivamente se construye a partir de las experiencias pero a partir de una estructura predispuesta…”.

 

 

Los colegas de Anieska Rodríguez en el mundo

 

La reconocida fotógrafa venezolana Sonia Soberats nunca se había dedicado a la fotografía antes de perder la visión a raíz de un glaucoma complicado por una depresión severa.

El fotógrafo Steven Erra, otro miembro de Seeing with Photography Collective, se enteró de que tenía una enfermedad degenerativa del ojo en 1979, cuando estaba a punto de obtener su título en Bellas Artes en la Escuela de Diseño Parsons en los Estados Unidos.

Floyd Fludd, otro fotógrafo ciego, declaró que “A pesar de que no puedo ver las imágenes, disfruto de que alguien las disfrute”.

Gina Badenoch, fotógrafa y fundadora de la organización mexicana “Ojos que sienten”, alienta a las personas ciegas a “conectarse con el mundo de los videntes utilizando el lenguaje de la fotografía”.

Según relató Badenoch a ‘The Guardian’, cuando lanzó su proyecto, la gente pensaba que estaba loca e “incluso ahora, diez años después, cuando conocen el proyecto, creen que es una idea imposible”.

Mickel Smithen, un bailarín y fotógrafo británico, realiza imágenes provocadoras de los cuerpos en movimiento. También es ciego, pero sus fotos captan el sentido del movimiento, el ritmo y la expresión.

Los fotógrafos ciegos se auxilian de sonidos, olores, e incluso tocar para guiar a sus cámaras. Muchos de ellos trabajan con asistentes videntes, mientras que otros emplean la tecnología digital de última generación. Anieska Rodríguez logró la proeza sintiendo, tocando, dimensionando sus sentidos de la percepción.

Estudiantes de la Universidad de California en Santa Cruz recién acaban de desarrollar una nueva aplicación para cámaras de ‘smartphones’,  que permite a los fotógrafos con problemas de visión utilizar el gesto de deslizamiento hacia arriba en vez del botón de disparo, que muchos encuentran difícil de localizar. Además, la aplicación utiliza la tecnología de reconocimiento facial; anuncia el número de caras en un marco a través del altavoz del teléfono y también ayuda al fotógrafo utilizando instrucciones de audio.

“Yo a veces doy señales vocales a la gente que estoy fotografiando”, cuenta Tanvir Bush, una de las fotógrafas que aparecen en el libro ‘The Blind Photographer’. Bush, que sufre de retinitis pigmentosa, utiliza marcas en el suelo para sus modelos y para ella, “como lo haría si estuviera dirigiendo a actores en una película”.

 

Otras fotografías de la exposición de los estudiantes

 

2 Comments on "Una fotógrafa ciega en la UCA: Anieska Rodríguez"

  1. Juan Ramón huerta | 5 mayo, 2017 en 8:18 pm | Responder

    Le aclaro a la señora Callejas que ese es el término correcto consultado con especialistas incluso . Debemos opinar, está bien pero bien informados gracias por opinar

  2. Es de lo mas desagradable el titulo de este articulo, referirse a una persona tan talentosa como ciego en lugar de no vidente. Periodistas por favor un poco mas de respeto!

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*