Vasijas de Tiscapa pueden ser herencia de los chorotegas

GE DIGITAL CAMERA

Gerald Vargas (*)

De los cinco períodos de la secuencia de cerámica de la región Pacífica de  Nicaragua, es en el de Sapoá cuando los indígenas chorotegas la usaban para los entierros, razón a la que la directora de la Dirección General de Arqueología, DNA, del Instituto Nicaragüense de Cultura, INC, Ivonne Miranda, determinó previamente que tales vasijas indígenas funerarias pertenecen a este grupo.

De acuerdo con publicaciones periodísticas y la visita de Aitaenlared.net al lugar, las vasijas fueron encontradas en Villa Tiscapa, de la gasolinera Petronic Bolívar, 2 cuadras al sur y media al este, detrás del Centro Cultural Nicaragüense Norteamericano, CCNN.

En el periodo Orosí (2000-500 a.C.) inicia la secuencia de cerámica en dicha región, cuando apenas esta se producía, el cual pasó al periodo Tempisque (500a.C-300 d.C.) cuando su uso se vuelve más común hasta llegar al periodo Sapoá (800-1350d.C.), que es cuando la utilizan de otra forma, según señala la revista Mi Museo y Vos en su tomo 22.

Lo que respecta del período Ometepe (1350-1550d.C.), último de la secuencia de la cerámica, se logra rescatar la variedad que difiere del periodo Sapoá, escrito también en la revista y en su mismo tomo.

Importancia del hallazgo

Esta teoría deja sin efecto que los entierros eran realizados en las casas y no en espacios amplios, señaló Miranda en referencia a las vasijas que no sólo las ocupaban para trabajos artesanales.

(*) Estudiante de Comunicación, UCA.

Be the first to comment on "Vasijas de Tiscapa pueden ser herencia de los chorotegas"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*