Uncategorized


La vida en tres horas

  Fueron cuatro días en tres horas. Octubre se despedía con todas sus maletas llenas de melancolía, afuera sol y risas adentro penumbra, humo y hermosas alucinaciones. Empezamos escuchando la canción de mi funeral, y…